martes, 12 de junio de 2012

Guía preventiva para evitar sordera laboral - ISP Chile


El Departamento de Salud Ocupacional aprueba la Guía Preventiva para los Trabajadores Expuestos a Ruido para evitar sordera laboral y actualiza la metodología para medir el ruido en el trabajo.



La Resolución Exenta N°1079 del 6 de junio del año 2011 del Departamento de Salud Ocupacional aprueba la “Guía Preventiva para los Trabajadores Expuestos a Ruido” como una forma de contribuir a la prevención de la Hipoacusia Sensorioneural (sordera ocupacional) en los trabajadores. Asimismo, la Resolución Excent. N°1080 de la misma fecha, actualiza la metodología para la medición de ruido en los lugares de trabajo. La Guía es parte del “Protocolo sobre Normas Mínimas para el Desarrollo de Programas de Vigilancia de la Pérdida Auditiva por Exposición a Ruido en los Lugares de Trabajo” que actualmente está desarrollando el MINSAL, donde se establecen los requerimientos mínimos para la implementación de programas de vigilancia ambiental y vigilancia de la salud auditiva de los trabajadores expuestos a ruido.
La Guía Preventiva es un documento de referencia que busca establecer las disposiciones mínimas para la implementación y mantención de un programa de vigilancia ambiental, para aquellos trabajadores expuestos al agente físico ruido en sus lugares de trabajo. En este sentido, este documento establece las acciones de base que deben implementar las empresas, con la asesoría de las mutualidades administradoras del seguro de la ley 16.744, en un programa de vigilancia ambiental dirigido a los trabajadores expuestos a ruido, con el objetivo de evitar que enfermen de sordera ocupacional.
El enfoque preventivo de la Guía está reflejado en primer lugar en el establecimiento de criterios de planificación que se deben considerar en el diseño de nuevas instalaciones, en la incorporación de nuevos procesos productivos, o en la ampliación y/o modificación de los ya existentes, que permitan controlar o mitigar el ruido emitido.
Asimismo, se establecen Niveles de Acción más estrictos que los límites máximos permisibles establecidos en el Decreto Supremo 594/99 del MINSAL (Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo), donde se señala como referencia, que un trabajador no puede estar expuesto a más de 85 dB(A) (decibeles A) para un tiempo de exposición de 8 horas. En este sentido, la Guía Preventiva establece que para este mismo tiempo de exposición, el nivel de ruido al cual puede estar expuesto el trabajador no debe superar los 82 dB(A). Además, instaura la periodicidad de la evaluación, definiendo con criterios técnicos cada cuanto tiempo se debe evaluar un puesto de trabajo en función del nivel de exposición. Por ejemplo, para un trabajador expuesto a un nivel de ruido de 95 dB(A) en un tiempo de exposición diario de 8 horas, la periodicidad de la evaluación no debe superar los 2 años. Para graficar esta exposición, en el centro de una pista de baile de una discoteca puede haber sobre 95 dB(A). Por último,la Guía entrega lineamientos específicos relacionados con métodos de control de ruido (técnicos, administrativos y elementos de protección personal).
Por otro lado la Resolución N°1080 relacionada con la actualización del “Instructivo para la Aplicación del D.S. Nº 594/99 del MINSAL, Título IV, párrafo 3º Agentes Físicos – Ruido”, señala la metodología de referencia actualizada relacionada con la evaluación del ruido en el lugar de trabajo para determinar qué trabajadores están expuestos a ruido con o sin riesgo de adquirir sordera profesional. En este sentido el artículo 117 del D.S. 594/99, establece que será el ISP quien tendrá el carácter de laboratorio nacional y de referencia en las materias referidas a los agentes químicos, físicos y biológicos, correspondiéndole fijar los métodos de análisis, procedimientos de muestreo y técnicas de medición en esas materias. Por este motivo, con la oficialización de dicho Instructivo se da cumplimiento a la labor de referencia en esta materia, estableciendo una metodología homogeneizada y de referencia para la medición del ruido en el lugar de trabajo.
Hipoacusia Sensorioneural
La sordera ocupacional es una enfermedad producida por la exposición prolongada a elevados niveles (volúmenes) de ruido en el lugar de trabajo. En términos generales los sonidos (señales acústicas) que llegan a nuestro oído son transformados por el tímpano en señales mecánicas que viajan por el oído medio (a través de la cadena de huesecillos) hasta el oído interno. En esta última parte, específicamente en el caracol (cóclea), se produce la transformación de esa señal mecánica a eléctrica, por medio de las células ciliadas (las cuales están en un número aproximado de 30.000 en cada oído).
La exposición a ruido ocupacional va provocando la muerte de dichas células, que no se regeneran, transformando la hipoacusia sensorioneural en una enfermedad degenerativa, irreversible e irrecuperable.
Es importante destacar que los seres humanos escuchamos frecuencias sonoras en un rango entre los 20 y los 20000 Hertz, dentro del cual la zona de mayor sensibilidad está en torno a 4.000 Hertz. En muchísimos rubros (construcción, minería, metalmecánica, etc.) las maquinarias generan niveles de ruido con elevados niveles en torno a esta frecuencia de mayor sensibilidad, traduciéndose esto en que los trabajadores de dichos rubros tienen mayor posibilidad de quedar sordos en forma temprana a menos que se adopten las medidas preventivas correspondientes.